Cookie Consent by TermsFeed

Tania Ribeiro


Tania Ribeiro


Mi propósito: hacerte sentir como en Casa

Deseo que despierte el amor que existe en ti




Hola y bienvenida a esta, tu casa.

Me presento: me llamo Tania Ribeiro y, aunque este sea mi sobre mí, me gustaría empezar hablando sobre ti.


No sé si has llegado a esta página porque:

  • sientes que no estás viviendo la vida que te gustaría y quieres cambiar esta situación,

  • puedes estar somatizando tus bloqueos y experimentando dolencias físicas y/o emocionales y te gustaría ponerle remedio,

  • quieres descubrir el gran potencial que existe en ti, pero no sabes cómo,

  • necesitas sentirte escuchada, libremente, sin juicios, sin etiquetas, para encontrar las respuestas a tus preguntas (aunque te digo algo, las respuestas están en ti),

  • te sientes sola en este camino de la evolución, y no sabes si lo que estás viviendo es  «normal»,

  • o, simplemente, te han hablado de mí y querías conocerme un poquito más.


En cualquier caso, has llegado al sitio correcto.



¿Por qué digo que mi propósito es hacerte sentir como en casa?


Vivimos en una sociedad basada en juzgar a las personas, en la competición, en la individualización, en la «meritocracia».

Encontrar un espacio libre de todo esto y que alguien pueda escucharte y amarte, aún sin conocerte, te ayuda, en esencia, a recordarte que es sentirte como «en casa».

Creo que el mayor regalo que puedo ofrecerte es esto: hacerte sentir como en casa dentro de tu propio cuerpo.



Eres perfecta tal y como eres. Eres AMOR.  Vemos en otros lo que nosotras proyectamos.

Y quiero reflejar en ti todo mi AMOR, para que este amor despierte en ti.



No quiero motivarte, no. Solo deseo recordarte lo que ya ERES.



¿Te atreves a verte, a experimentar tu vida, a través de mis ojos? 


Ahora sí, voy a contarte un poquito más sobre mí. Aunque si ya has entrado a ver mis servicios, habrás podido conocer retazos de mi historia.

No obstante, a continuación, haré una recapitulación y descubrirás cositas nuevas sobre mí.

¡Allá voy!




Fui una niña deseada, pero viví una infancia triste y solitaria.

Desde bien pequeña mostraba una sensibilidad muy grande, sobre todo, hacia los animales y la naturaleza.


Y, aunque te haya dicho que tuve una infancia triste, era una niña llena de vida, que tenía una sonrisa contagiosa. 



Una niña llena de amor y mucha vitalidad. Pero no encajaba con el entorno y con lo que se esperaba de mí.

Al entrar en la escuela empezó el gran calvario, ya que mis compañeros no me aceptaban. Y me maltrataron tanto física como psicológicamente. Y yo lo iba soportando todo en silencio.

Pero no paraba de preguntarle a mi madre «mamá ¿por qué no le gusto a nadie?».



Cuando tenía 8 años me diagnosticaron un ritmo anormal en mi cerebro y empezaron a medicarme. También fue cuando comencé a acudir al psicólogo.

Y es aquí cuando siento que empiezan a «domesticarme» y todo se tranquiliza. 

Me doy cuenta de que, si hago todo lo que se espera de mí, saco buenas notas, tengo un buen comportamiento, mi vida será más sencilla.

Y así fue. 



Imagínate si sacaba buenas notas, que:

  • me licencié en Genética y Biotecnología en Portugal (mi país natal), 

  • realicé un postgrado en Biomateriales y cultivo celular, y

  •  un máster en Embriología en España.



Pero todo esto no me llenaba. Existía un vacío muy grande dentro de mí y no era feliz.

¿Por qué? ¡Había cumplido con lo que se esperaba de mí!



¿Era posible que no estuviera viviendo en esencia?


Tras mis prácticas en España, me fui a vivir a Berlín, Ciudad donde residían mis padres por aquel entonces.



Y allí empezó otro calvario. Mi madre enfermó y viví muy de cerca su enfermedad. Tanto, que empecé a somatizar sus mismos síntomas (dolor de hombro, diagnosticado como Impignment).


Tras acudir a varios especialistas y, también, a terapias energéticas como el Reiki, a mi madre le hablaron de las frecuencias de Reconnective Healing®, una forma de Sanación Energética, sin técnicas, sin toque, que ponía la atención en la totalidad de la persona y no solo en la sintomatología.


Así que, decidió que ambas la probáramos. A mí, en un principio, no me llamó la atención, pero acepté el regalo que me ofrecía mi madre y tuve mi primera Sanación Energética.

A partir de aquel entonces, mi vida se puso «patas arriba». Pasé de una vida monótona, a experimentar demasiados cambios (no todos agradables, hay que decirlo).

Dejé a mi pareja, mis padres empezaron un proceso de separación, viví un duelo muy personal para mí que no supe gestionar



Sí, mi gata Mimi, para mí, la hermana que nunca había tenido, falleció. Fue un duro golpe. No sé si tienes animales, pero se les quiere como a un miembro más de la familia.

Aparte, ya te he explicado antes mi amor, desde bien pequeña, por los animales.



Lo único bueno que viví durante esos meses fue la ausencia de dolor en mi hombro. Desapareció tras la sesión de Reconnective Healing®.

Pero todos los otros cambios que experimenté en mi vida me hicieron darme cuenta de lo sola que estaba y me adentré en una espiral “de dolor” emocional y físico, sin causa aparente.


Ningún médico encontraba un diagnóstico. Yo estaba bien. Pero no me sentía así.

Y era tanto el dolor emocional que sentía, que estuve a punto de entrar en una Depresión.



Pero mi madre hizo que despertara, que abriera los ojos y que reaccionara. Con una única pregunta: 

«Tania, ¿te das cuenta de cómo estás? ¿Sabes qué es lo próximo que vendrá?».




Cuando deseas evolucionar, el Universo te brinda la oportunidad 


Tras esa pregunta, tomé una decisión: quería vivir.

Y, como deseaba evolucionar, el Universo me brindó las situaciones para que pudiera hacerlo. 

Recibí un correo electrónico de Reconnective Healing® para invitarme a una conferencia en Berlín. 



Y decidí asistir, aun sabiendo que era en alemán y mi nivel, por aquel entonces, no era muy bueno.


Acudí con mi mamá. Si ella me había ayudado a salir “del pozo” en el que me encontraba, también debía venir conmigo.

Intuía que esa conferencia iba a ser el inicio de algo. Y tanto que lo fue.


Allí conocí a Dorothee Hauck, una de las personas más importantes de mi vida. ¿Por qué? Porque fue la que el 24 de noviembre de 2016 realizó mi Reconexión Personal®.

Cuando la escuché hablar, sentí, en mi interior, que ella iba a ayudarme en mi transformación. 

Y así fue.



Ese día hubo un inicio y un fin. Allí murió la antigua Tania y renació la Tania que está escribiendo estas líneas.


Una Tania con:

  • con más respeto por ella misma,

  • que ha dejado de intentar encajar para agradar a los demás.

  • que ahora busca, cada día, actuar según lo que siente.

  • que ha empezado a entender que debe vivir en coherencia con lo que piensa, dice y hace, ya que es lo que determina su realidad, y

  • desde aquel entonces, veo las cosas de una manera distinta. Ahora sé que vibro con el Universo y que estoy conectada con mi entorno.


Empiezo a alimentarme de una forma más coherente con mi ser (soy vegana, cuando antes odiaba las plantas). 



Y aquí, llega mi tercer regalo. Que también me lo brinda mi Madre.



Estoy certificada como facilitadora de Reconnective Healing ® 


Ella quería formarse como facilitadora de Reconnective Healing ® y sentía que yo también debía hacerlo.

Y me regaló la formación.



He tenido la gran suerte de formarme con el Dr. Eric Pearl  en Barcelona.

Y en esa formación, donde me certifiqué como facilitadora de Reconnective Healing ®, toda mi vida se desmoronó y, como por arte de magia, empecé a ser consciente de todo lo que había vivido tras mi primera sanación.


Comprendí el enorme poder que tenía en mis manos.


  • Me preparé para acompañar a mi padre en su enfermedad, desde la consciencia y el respeto en su proceso, sabiendo que lo único que podía hacer era apoyarle.

  • Mis fobias desaparecieron. Sí, sí, como lo lees. Tardé 2 años en conseguirlo, pero ahora:

    • Ya no tengo miedo a las arañas ni a la oscuridad.

  • No mato a mosquitos, moscas o a cualquier cosa que esté viva. ¿Por qué? En esta nueva versión de mí, no existe división entre seres. Todos somos parte de un TODO. Un mosquito es un ser vivo y merece vivir tanto como yo.

  • Empecé a expandir mi consciencia y he desarrollado una conexión muy grande con la naturaleza, los animales y las personas.


También amplié conocimientos durante un año con la mentoría de Margarita Álvarez.



Qué dicen sobre mí mis clientas


Marzia

«Contacté contigo porque me llamó mucho la atención la energía positiva que desprendes, al igual que la intensidad con la que comunicas tu pasión. Nos conocimos en un momento muy particular de mi vida. Tras las sesiones de Reconnective Healing ® y mi Reconexión Personal ® tengo una conexión muy profunda con mi energía. Gracias a ti, he realizado un trabajo interior que me ha brindado la oportunidad de confiar más en mi intuición y he llegado a conectar más con mi fortaleza y mi sabiduría. Además, ha sido uno de los pasos clave para desarrollar más mi parte más espiritual, que antes reprimía. Gracias a la Reconexión personal, puedo aprovechar todo el potencial que hay en mí. Agradezco enormemente tu trato cercano y positivo, tu aura y esa conexión instantánea que tuvimos al conocernos. Recomiendo tus servicios a aquellas personas que tengan la mente abierta y que deseen un cambio. A quien sienta que no viven con la energía que desea tener. Porque Tania puede llegar a facilitar la conexión con tu energía vital y, a partir de entonces, se abren nuevas oportunidades y perspectivas.»


Pero mi viaje no termina aquí. Eso era solo el principio. 


Después de varios años viviendo en Berlín, me mudo a París (por amor, sí) y encuentro las  «formaciones de Alto Rendimiento», en crescimiento personal y profesional.



En ellas, me dicen frases tan impactantes como:

«¡Tú puedes hacer lo que quieras!», «¡El poder está en ti!»



Y fue entonces cuando me abrí a todas mis posibilidades y empecé a proyectarme a lo grande.

Descubrí mi AMOR por la expresión, por la comunicación y deseché mi pánico a subirme a un escenario para hablar.

Y, tras un tiempo más de evolución personal, conecté con la esencia de mi vida.



Descubrí aquello que me caracterizaba: el arte de « Dejar Fluir ».

Y desee compartirlo con el mundo. Un arte que todas tenemos, aunque no lo sepamos percibir.

Si reactivamos nuestra conexión con el TODO, así como ser conscientes de dónde ponemos nuestra atención, todas podemos fluir con la vida.



También descubrí otra cosa muy especial para mí: la escucha profunda. Empiezo a escuchar más, desde la presencia. 

Y me doy cuenta de que esta escucha profunda tiene un poder sanador. Aprendo a escuchar desde el SER, a percibir cosas más allá del plano material o físico.

Por lo que nace las Conversaciones de « SER a SER ».



Al igual que también entiendo la importancia que tiene la alimentación como forma de sanarnos, de evolución, conexión y adaptación a los tiempos en los que estamos viviendo.


Por ello, estoy realizando un Máster en Alimentación Consciente en la escuela Crudivegania, para poder enseñar estos conocimientos a todas aquellas personas que así lo deseen.



Además, gracias al PNL (que he empezado a aprofundizar con Enrique Jurado) y al Coaching Estratégico (que he aprendido con Tino Fernández), he descubierto lo siguiente:

  • Los fundamentos de cómo, desde mi plena atención, reprogramar por completo mi vida.


Con todos estos conocimientos, llevados de la teoría a la práctica, nació:

  • el acompañamiento evolutivo,

  • las sesiones de relación en pareja consciente,

  • la sanación del linaje familiar y 

  • los retiros transformacionales 360°.



Con todo lo vivido y aprendido, mi propósito es el siguiente:

Llevar luz a la vida de las personas que así lo deseen, para que, por ellas mismas, vuelvan a su estado de coherencia y armonía.




Y, para terminar, me gustaría explicarte 3 cositas sobre mí que no te he contado:


  • Quería ser veterinaria 

Cuando era pequeña deseaba ayudar a los animales y quería ser veterinaria. Ahora me he dado cuenta de que los puedo ayudar de otra manera (en la forma de alimentarme y con las proprias frecuencias de Reconnective Healing®


  • El baile, mi auténtica pasión

Durante mi estancia en España, viví 8 meses en Jerez y descubrí la conexión con mi esencia gracias al baile. 

La salsa, la bachata,la Kizomba y el Zouk me apasionan.



  • De adolescente me encantaba ver series como NARUTO, FULLMETAL Alchemist (Anime)

Ya por aquel entonces, todo lo relacionado con la energía me atraía.



¿Cómo puedo ayudarte?